TOC Madrid

Trastorno Obsesivo Compulsivo

Según el manual diagnostico de los trastornos mentales (DSM-V), para el diagnostico de trastorno obsesivo-compulsivo, se tiene que dar

Presencia de obsesiones, compulsiones o ambas:

Obsesiones

Las obsesiones se definen por (1) y (2):

Pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan, en algún momento durante el trastorno, como intrusas o no deseadas, y que en la mayoría de los sujetos causan ansiedad o malestar importante.

El sujeto intenta ignorar o suprimir estos pensamientos, impulsos o imágenes, o neutralizarlos con algún otro pensamiento o acto (es decir, realizando una compulsión).

Compulsiones

Las compulsiones se definen por (1) y (2):

  1. Comportamientos (p. ej., lavarse las manos, ordenar, comprobar las cosas) o actos mentales (p. ej., rezar, contar, repetir palabras en silencio) repetitivos que el sujeto realiza como respuesta a una obsesión o de acuerdo con reglas que ha de aplicar de manera rígida.
  2. El objetivo de los comportamientos o actos mentales es prevenir o disminuir la ansiedad o el malestar, o evitar algún suceso o situación temida; sin embargo, estos comportamientos o actos mentales no están conectados de una manera realista con los destinados a neutralizar o prevenir, o bien resultan claramente excesivos.
  1. Las obsesiones o compulsiones requieren mucho tiempo (p. ej., ocupan más de una hora diaria) o causan malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.
  2. Los síntomas obsesivo-compulsivos no se pueden atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento) o a otra afección médica.

Este trastorno se caracteriza por PENSAMIENTOS PERSISTENTES Y PERTURBADORES (OBSESIONES) que le llevan a realizar ciertas conductas, (RITUALES o COMPULSIONES) con el objetivo de controlar la ansiedad producida por estos pensamientos. Estas acciones mejoran su intranquilidad a corto plazo, pero no tarda en volver a tener que realizar nuevos rituales para hacer frente a posibles pensamientos que siente que le asaltan y que percibe como incapaz de hacer desaparecer, ni de controlarlos.

Generalmente las personas que padecen este trastorno tienen unas Creencias básicas que son el origen y las mantenedoras del problema. Las más frecuentes son las siguientes:

  • Creencias sobre la responsabilidad excesiva
  • Creencias relacionadas con la sobreestimación de la amenaza
  • Creencias relacionadas con sobreestimar la importancia de los pensamientos y con la necesidad de su control
  • Creencias relacionadas con perfeccionismo
  • Creencias relacionadas con la intolerancia hacia la incertidumbre

Veamos un ejemplo del proceso que puede seguir una persona con creencia de responsabilidad excesiva:

El tratamiento psicológico tiene por objetivo acompañarle en descubrir cuál es el proceso que usted sigue con respecto a sus creencias principales y los pensamientos obsesivos que subyacen a ésta, así como entender y darse cuenta de que realizar las compulsiones tiene un papel fundamental en el mantenimiento del problema, ya que éstas minimizan su ansiedad a corto plazo, pero no logran a medio-largo plazo que los pensamientos obsesivos desaparezcan, todo lo contrario, los potencian. La técnica fundamental a utilizar en este trastorno es la exposición con prevención de respuesta, junto con otras técnicas de desactivación fisiológica, cognitivas, emocionales y conductuales que se irán implementando según las características de la persona que consulta.

Tipos de trastornos de Ansiedad y Estrés

Crisis de pánico, trastorno de pánico y agorafobia

Crisis de pánico, trastorno de pánico y agorafobia

Estrés o sobrecarga emocional

Ansiedad ante exámenes

Ansiedad ante exámenes

Fobias Especificas

Trastorno dismórfico corporal

Trastorno dismórfico corporal

Trastorno de ansiedad social

Hipocondría

Especializados en el tratamiento de TOC

Contacta con nosotros

CONTACTO