Tratamiento para el TDAH

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es una expresión persistente de dificultad para mantener la atención, hiperactividad y comportamiento impulsivo.

Se suele dar antes de los doce años y en muchos casos los síntomas se notan desde los tres años de edad.

Síntomas del TDAH

Hay tres clases de manifestación de los síntomas:

  • Falta de atención predominante: donde casi todos los síntomas están relacionados con falta de atención.
  • Conducta hiperactiva e impulsiva predominante: donde la mayoría de los síntomas son de hiperactividad e impulsividad.
  • Modo combinado donde se dan ambos (inatención e hiperactividad) a la vez.
TDAH Madrid Psicología

¿En qué consiste la falta de atención?

  • El niño no logra prestar atención a los detalles y comete errores por descuidos
  • Le cuesta permanecer concentrado en tareas o juegos
  • Parece no escuchar, aunque se le hable directamente a él
  • No logra terminar las tareas que empieza o seguir instrucciones
  • Evita las actividades que requieren concentración
  • Pierde objetos con frecuencia como juguetes o material escolar
  • Se distrae con muchísima facilidad
  • Olvida hacer sus actividades del día a día

¿Qué es la hiperactividad y la impulsividad?

  • Suele estar inquieto, se mueve en el asiento, da golpecitos con las manos y con los pies.
  • Le cuesta en general estar sentado
  • Se mueve todo el rato
  • Va de un lado para otro
  • Le cuesta hacer actividades que requieran estar tranquilo
  • A veces hablan mucho
  • Se apresura a la hora de responder
  • Le cuesta esperar su turno
  • Interrumpe con frecuencia

Estos síntomas pueden ser leves, moderados o graves, y pueden continuar hasta la edad adulta.

Los problemas que puede ocasionarle al niño son desde un bajo rendimiento académico hasta dificultades en sus relaciones sociales y problemas de autoestima.

Los síntomas pueden disminuir a medida que el niño va creciendo, aunque algunas personas nunca superan por completo sus síntomas, pero pueden aprender estrategias para tener éxito.

El tratamiento médico y psicológico mejora significativamente los síntomas.

La intervención consistiría en medicación que pautaría el pediatra del menor y tratamiento psicológico donde se realizarán intervenciones conductuales, aportando al niño las estrategias necesarias para compensar la sintomatología propia del TDAH.

Especializados en TDAH

Contacta con nosotros

CONTACTO