La importancia de jugar

El juego es importante siempre, independientemente de la edad del niño, pero cuanto más pequeños son más importante es.

Durante el confinamiento según las últimas encuestas un alto porcentaje de los menores han dedicado mucho más tiempo del habitual a las pantallas digitales.

Muchos de los juegos de las pantallas digitales están diseñados para causar un gran enganche en el menor por eso pueden provocar (sobre todo cuando el menor pierde o es hora de retirar el dispositivo) ira, enfado o tristeza.

Llegando a ocasionar en muchas ocasiones verdaderos conflictos en el hogar. Esto no sucede con juegos más tradicionales como puzzles, construcciones, muñecos o todos aquellos que conlleven ejercicio físico como la comba, saltar, pilla pilla, etc.

Los niños están biológicamente preparados para estar más tiempo en movimiento que parados, por eso juegos que impliquen movimiento provocarán un nivel de felicidad en el menor mucho mayor, ya que generará gran cantidad de endorfinas y luego serán juegos que por el propio agotamiento físico tendrán una fácil desconexión.

El juego es fundamental

Los juegos son fundamentales para desarrollar todos los procesos cognitivos y emocionales del niño, por eso los niños son capaces de jugar con cualquier cosa independientemente del nivel socio-económico.

De hecho si el niño en sus primeros años de vida no es correctamente estimulado puede tener importantes consecuencias emocionales e incluso intelectuales en su edad adulta. Por ejemplo el juego simbólico favorece al desarrollo emocional y del lenguaje, además de la atención y de las funciones ejecutivas. Los juegos de reglas favorecen el desarrollo cognitivo.

Y los juegos de actividad física favorecen el desarrollo del autocontrol, la inhibición y la velocidad de procesamiento de la información.

Así que ya hemos visto la importancia de que nuestros hijos jueguen, inventen, se muevan y creen para el correcto desarrollo emocional e intelectual. Recordar que los niños aprenden jugando y que si ese juego implica movimiento serán aun más felices y estarán mucho más sanos, tanto mental como fisicamente.

Fomentar que jueguen a las construcciones, a los médicos, al pilla pilla, a la comba, al fútbol, a las cartas, al ajedrez, que creen sus propios juegos, que sigan reglas… es fundamental.

Firma Vanesa